¿Qué es y cómo hacer una cadena de valor?

A medida que aumenta la competencia por productos de alta calidad, bajos costos y un excelente servicio al cliente, las empresas deben evaluar continuamente el valor que crean y su ventaja competitiva, la cual se puede realizar mediante la cadena de valor de cada empresa.

¿Qué es la cadena de valor?

“Es una herramienta de análisis en la cual una organización se descompone en actividades, buscando identificar fuentes de ventaja competitiva en aquellas que generan valor a los clientes.”

La ventaja competitiva es lo que diferencia a su empresa de la competencia y se logra cuando la empresa desarrolla e integra las actividades de su cadena de valor de forma menos costosa o mejor diferenciada que sus rivales.

Esta ventaja puede ser en alguna de las siguientes áreas:

1. Liderazgo de costo, en la cual el objetivo es convertirse en el proveedor de menor costo en su industria o mercado. 

Las empresas que se destacan en esta área tienen una eficiencia operativa extrema y utilizan materiales y recursos de bajo costo para reducir el precio general de su producto o servicio.

Ejemplos de liderazgo en costos: McDonald’s y Walmart

2. Diferenciación, en esta la ventaja competitiva se obtiene al ofrecer un producto o servicio único o altamente especializado. La empresa necesita dedicar tiempo y recursos a la innovación, la investigación y el desarrollo. 

Ejemplos de diferenciación: Starbucks y Apple

Entonces podemos decir que la cadena de valor está conformada por las actividades generadoras de valor agregado y por los márgenes de contribución que estas aportan.

Pero, qué es el valor agregado

Valor agregado

Es la característica extra que un producto o servicio ofrece con el propósito de generar mayor valor dentro de la percepción del consumidor.

Y por otro lado qué es el margen.

Margen

Es el valor que los productos y servicios de la compañía tienen desde el punto de vista de los clientes, menos los costos.

Lo siguiente a recalcar ahora es la importancia que nos ofrece una cadena de valor, estos lo haremos a través de conocer sus objetivos.

Objetivos de una cadena de valor

La cadena de valor tiene principalmente tres objetivos:

  • Mejorar los productos o servicios que ofrecemos
  • Reducir costos
  • El crear valor

Ahora que ya tenemos claro que es la cadena de valor, veamos cuales son los elementos por los cuales se encuentra conformada.

Elementos de la cadena de valor

Los elementos de la cadena de valor son las actividades primarias y de apoyo. Veamos a continuación cada una de ellas.

Actividades primarias 

Son aquellas actividades que se encuentran directamente relacionadas con la creación física, la venta y su transferencia hacia el cliente, por ejemplo: el desarrollo de un producto.

Estas actividades son de extrema importancia.

“Si la empresa tiene el dominio de todos estos procesos, con este conocimiento, tendrá una herramienta útil para ayudar a desarrollar y ofrecer un mejor producto a su cliente” (PORTER, 1989).

Las actividades primarias se encuentran divididas en cinco categorías:

  1. Logística de entrada; Consiste en los procesos relacionados con la recepción, el control de inventario y la programación del transporte. Es importante destacar que las relaciones que la empresa tiene con los proveedores son un factor decisivo para la creación de valor.
  2. Operaciones; se encuentra contemplado lo relacionado a la maquinaria, empaquetado, montaje, mantenimiento de equipos, pruebas y otras actividades de creación de valor que transforman los insumos en el producto final, para ser vendido a los clientes.
  3. Logística de salida; en esta se encuentran todas aquellas actividades asociadas a la entrega del producto o servicio al cliente, incluyendo sistemas de recogida, almacenamiento o distribución.
  4. Marketing y ventas; se refiere a los procesos en los cuales se proporciona a los clientes un medio para conocer y adquirir  el producto o servicio. Es importante tener cuidado al realizar los gastos de publicidad, los cuales son una parte fundamental de las ventas.
  5. Servicio; aquellas actividades que mantienen y aumentan el valor de los productos o servicios después de la compra. Esto incluye apoyo al cliente, servicios de reparación y/o instalación, entrenamiento, actualizaciones, etc

Actividades de apoyo

Son las actividades que ayudan a las actividades primarias a crear una ventaja sobre los competidores.

Las actividades de apoyo se encuentran divididas en cuatro categorías:

  1. Infraestructura de la empresa; Son los sistemas de apoyo que la empresa necesita para mantener las operaciones diarias. Incluye la gestión general, administrativa, jurídica, financiera, contable, de asuntos públicos, de calidad, etc.
  2. Gestión de recursos humanos; aquellas actividades relacionadas con la contratación, el desarrollo, la retención y la remuneración de todo el personal. Las empresas pueden crear grandes ventajas si utilizan buenas prácticas de recursos humanos.
  3. Desarrollo de tecnología; Estas son actividades para apoyar la cadena de valor, como la investigación y el desarrollo, la automatización de procesos, el diseño, etc.
  4. Compras; Son los procesos que la empresa lleva a cabo para adquirir los recursos necesarios para trabajar: adquisición de materias primas, servicios, edificios, maquinaria, etc. 

Esto también incluye la búsqueda de proveedores y la negociación de los mejores precios.

Diagrama de actividades primarias y de apoyo 

De acuerdo a Michael Porter, las actividades primarias y de apoyo quedan representadas en el siguiente diagrama.

¿Cuales son los pasos para hacer una cadena de valor?

Los pasos que se deben seguir para realizar una la Cadena de Valor son:

1. Identificar las sub-actividades para cada actividad primaria

Identifique aquellas actividades que son necesarias para la creación del producto o servicio que brinda la empresa, dentro de estas actividades existen tres categorías de sub-actividades a saber:

    • Actividades directas, actividades que crean valor por sí mismas, por ejemplo: las subactividades directas incluyen hacer llamadas de ventas, la publicidad y la venta en línea.
    • Actividades indirectas, permiten que las actividades directas que se ejecuten sin problemas, por ejemplo: la gestión de la fuerza de ventas y mantener los registros de clientes.
    • Garantía de la calidad, aquellas actividades que aseguran que las actividades directas e indirectas cumplan con los estándares necesarios.

2. Identificar las subactividades para cada actividad de apoyo

Determine las subactividades que crean valor dentro de cada actividad primaria. Por ejemplo, cómo el departamento de recursos humanos puede añadir valor en la logística, en las operaciones, etc.

Al igual que en el paso anterior se deben identificar las actividades directas, indirectas y las de garantía de calidad.

3. Analizar el valor y los costos de las actividades identificadas

Para llevar a cabo este paso será necesario contar con la ayuda de sus colaboradores y hacer una lluvia de ideas sobre las formas en que cada actividad proporciona valor a los clientes y al negocio en general. 

Posteriormente compare la actividad con la ventaja competitiva que está tratando de lograr (liderazgo de costos o diferenciación) y vea si respalda el objetivo.

y para concluir este paso realice preguntas similares a ¿La actividad es intensiva en mano de obra? ¿Cuánto cuesta X materia prima? estas ayudarán a identificar qué actividades son rentables y cuáles no. 

4. Identificar vínculos

En este paso se deberán identificar todas las conexiones o vínculos que conectan todas las actividades previamente identificadas, por lo que para el desarrollo de este se requerirá un tiempo considerable.

5. Buscar oportunidades para aumentar el valor

Una vez realizados los pasos anteriores es importante determinar qué actividades deben optimizarse o mejorar para maximizar el valor que ofrece a los clientes (clientes de las actividades de apoyo tanto interno como externo).

Para concluir es importante tener en cuenta que la cadena de valor de su organización debe reflejar las estrategias de negocio, debe ser claro en cuanto las características que lo diferencian de sus competidores o, tener una estructura de costos más baja,  por lo que una vez concluidos los pasos anteriores tendrá una lista enorme de propuestas de cambios, deberá priorizarlos y enfocarse en los que más impactan al cliente procurando que estas brinden un valor agregado.

“¿Quieres conocer más sobre la cadena de valor y cómo llevarla a la práctica? te invitamos a participar en nuestro curso de mapeo de procesos, el cual te ayudará a entender la cadena de valor y los procesos que la conforman.»